Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, las más golpeadas por el Efecto Temer

Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, las más golpeadas por el Efecto Temer

Sus exportaciones dependen con fuerza del mercado brasileño.

La eventual demora en la recuperación de Brasil como consecuencia de la crisis política de Michel Temer podría traer complicaciones sobre la economía argentina, aunque su impacto se concentraría con más fuerza en las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, cuyas exportaciones son más dependientes del país vecino y están concentradas en el rubro automotriz.


De acuerdo a un informe de la consultora Economía y Regiones, el 61% de los dólares comerciales generados por el país en el 2016 por ventas a Brasil surgieron de Buenos Aires, con u$s 5.488 millones.


Le siguieron por lejos Córdoba Córdoba (11%), Santa Fe (11%), Mendoza (3%) y Salta (2%), "en tanto que Entre Ríos, Chubut y Tucumán presentan participaciones del 1%", reza el reporte.


En el caso de Buenos Aires, las ventas a Brasil representaron el 30% de sus exportaciones totales. Se trata en su mayoría de automóviles (44%), 9% de materias plásticas, 6% de trigo y un 4% para el resto de los productos de industrias químicas y molinería, respectivamente.


En ese sentido, la consultora estimó que la elasticidad de las exportaciones automotrices en relación con la actividad del gigante sudamericano (es decir cuánto suben o caen cuando el producto sube o cae allí) es de 3,61 frente al 1,71 de las ventas externas en general, lo que muestra la fuerte ligazón del sector con lo que sucede en el país vecino.


Por su parte, Córdoba dirigió en 2016 un 11% de sus exportaciones al país vecino, "siendo el segundo destino más importante luego de China", según EyR. La provincia concentró el 25% de sus dólares de exportación a Brasil en autopartes, y 18% en vehículos automóviles terrestres, seguidos por un 16% en trigo y 9% de maíz, puntualiza el trabajo.


A su vez, el 7% de las exportaciones de Santa Fe fueron a Brasil. El 39% fueron exportaciones de vehículos, 13% trigo, 11% motores de combustión interna, y 6% quesos.

 

Fuente: Diario BAE