Una relación que tiene mucho para crecer

Una relación que tiene mucho para crecer

Afectada por la situación política en cataluña, la esperada misión comercial a la argentina y uruguay de la comunidad portuaria de barcelona quedó fijada en un formato de encuentro empresarial no institucional integrada por más de 20 empresarios importadores y exportadores y del sector logístico, desde transitarios, consignatarios, armadores, operadores logísticos, agentes de aduanas y terminales.



La misma estuvo encabezada por los presidentes de las cuatro asociaciones de la Comunidad Portuaria: Javier Vidal, de la Asociación de Empresas Estibadoras y Vicepresidente del Consejo Rector de la Comunidad Portuaria del Port de Barcelona; Antonio Llobet, del Colegio
de Agentes de Aduanas de Barcelona; Emilio Sanz, de la Asociación de Transitarios (ATEIA-OLTRA); y Jordi Trius, de la Asociación de Consignatarios de Buques de dicho puerto.

Durante el encuentro de dos días, hubo un espacio para exposiciones y otro para encuentros y acuerdos bilaterales.
En el primero de los casos, abrió el evento Javier Vidal, quien señaló que el objetivo de la misión era fortalecer las relaciones comerciales entre ambos países y Catalunya, presentar los servicios de la Comunidad Portuaria de Barcelona, así como favorecer los contactos empresariales para promover y establecer acuerdos de colaboración.

Destacó a Cataluña como el principal motor de la economía española, que produce 20% de su PBI, y que está ubicada entre los cuatro motores principales de la economía europea y es líder en materia de tecnología, logística, diseño, entre otros.
La gente de Port de Barcelona se asume como la principal infraestructura de transporte de país, y el principal puerto en valor, con 30 terminales especializadas, líder en cruceros – cuarto puerto a nivel mundial con 2.6 millones de pasajeros por año- y en conexiones
con todo el Mediterráneo; “en cinco kilómetros se concentra el principal núcleo logístico del Sur de Europa, donde confluyen todos los modos”, dijo Vidal, en una comunidad portuaria que reúne a unas 500 empresas y más de 32.000 trabajadores.

Datos duros, mueve 54.000 millones de euros en mercaderías, 22% del comercio exterior marítimo español y 25% del movimiento de contenedores; completó gran parte de su expansión duplicando la superficie a 1200 has y 29.000 mts. lineales de muelle, así como una de las terminales de contenedores a partir de la expansión - Best del grupo Hutchison con
85 hectáreas que puede mover 2.5 millones de Teus- además de la de APM de 80 hectáreas que puede mover 2.3 millones de Teus-. Además cuenta con una capacidad de almacenaje de 8 millones de tons de productos petrolíferos por año; todo apoyado por una red de terminales
interiores en España y Francia. También se mencionó la expansión de las Zona de Actividades Logísticas (ZAL) con 250.000 m2 de naves y almacenes y casi 50.000 m2 de oficinas con la presencia de grandes operadores.

El proyecto de ampliación apunta a llegar a 130 millones de tons de tráfico total y superar los 10 millones de contenedores. También se destacó el nuevo plan de accesos carretero y ferroviario y la vinculación con la Zona Franca y el aeropuerto internacional.

Para Port de Barcelona, Argentina es un país estratégico, “queremos ser sus socios en el Mediterráneo”, explicó Vidal como una de las razones de la misión, pudiendo además brindar su know how, ya que es el puerto de mayor productividad y calidad de servicios en el país, dijo
y gran parte de las empresas que operan allí están certificadas bajo el programa de calidad Efficiency Network. También apunta al Smart Port con el PORTIC, una plataforma tecnológica de puertos sin papeles o la eco calculadora que permite identificar el índice de la huella de carbono que genera una operación.

En Barcelona son 12 las empresas de estibaje donde hay total competencia, advirtió Vidal.

Según los datos brindados por los expositores, la exportación desde Barcelona es mayor que los envíos que salen desde la Argentina. Hay tres servicios semanales de línea y uno sólo directo (de CMA CGM/Maersk/Hamburg Sud) con un transit time de 22 días de bajada y 33 de subida. “Hay mucho por crecer”, dijo.

Por su parte Emilio Sanz, se mostró preocupado por el impacto que puede tener en la actividad de los forwarders las alianzas de las grandes navieras y recomendó a los países del Mercosur acercarse más al Pacífico; firmó un acuerdo de colaboración con AAACI, de allí la presencia del titular de la entidad que reúne a los agentes de carga internacional argentinos, Jorge Pereira.

Mientras tanto, Trius recordó haber participado hace casi 20 años con una misión del Port al país y también destacó las cualidades de Barcelona como puerta de entrada al Sur de Europa y al Norte de África, con 100 servicios marítimos a 200 puertos del mundo a través de 54 armadores; sus conexiones vía short sea shipping y por tren al norte de Europa - de hecho es el único puerto español que tiene la trocha europea-. Destacó el interés por desarrollar una mayor formación de los agentes marítimos y la ampliación del puerto para recibir los buques más grandes.

Durante el segundo día, el encuentro trató temas más vinculados con la Aduana.

Recordamos que hace mucho tiempo que no es obligatorio el uso de despachante en España.. Consultado sobre cómo evolucionó el rol de este profesional, Llobet señaló que allí se puede ver sólo algunas grandes empresas que no utilizan despachantes de terceras empresas, ya que en general -sea o no obligatorio- las pymes recurren a los agentes aduanales que son los expertos en comercio exterior.

El directivo, participó del panel sobre Operador Económico Autorizado y Ventanilla Unica de Comercio Exterior y señaló que el OEA es el futuro de la representación aduanera segura. Los operadores obtienen ventajas para operar – aunque siempre piden más para justificar las inversiones que deben implementar pero reconoce que a los exportadores e importadores aún les cuesta entenderlas. Desde el 2010 que se certifica en Europa, donde Alemania es el país que tiene más certificaciones seguido por Holanda.

Sorprendentemente señaló que si bien el OEA funciona bien en el Viejo Continente, no se da lo mismo con la VUCE, por las restricciones que se dan en frontera. Además detalló que en el futuro próximo se viene el despacho centralizado en la UE, esto significa que una carga que entra por ejemplo r Rotterdam puede “despacharse” por cualquier otra Aduana, algo que calificó de positivo aunque que conlleva un desafío para los agentes aduanales.

Por Argentina participaron, además el presidente de la Cámara de Exportadores, Enrique Matilla, el representante de AAACI, Jorge Heinermann y el titular del Centro Despachantes de Aduana, Enrique Loizzo.

Este último se explayó sobre el proyecto de VUCE en la Argentina. Recordó que ya hay 70 países que la incorporaron a nivel mundial, 30% de ellos en Latinoamérica.
Señaló el desafío que significa, donde se deben incorporar los procesos de más de 70 organismos y detalló los pasos que se deben cumplir para su total implementación en un tiempo estimado por el Estado de cinco años. Hoy se está trabajando en el trámite a distancia y el documento on line.

Mucho más desarrollada esta la VUCE uruguaya, así lo resaltó Gerardo Ramis, Presidente de la Asociación de Despachantes de Aduana del Uruguay. Con 18 organismos integrados y 9500 empresas “el costo de esta plataforma se paga totalmente con la agilidad que se logra en los procesos”, dijo.


Compartir: