Terminales y Gobierno buscan cómo reducir la Brasil-dependencia automotriz

Terminales y Gobierno buscan cómo reducir la Brasil-dependencia automotriz

Desde diciembre rige el acuerdo Mercosur-Colombia, con un cupo de 21.000 unidades para 2018. Buscan también ampliar mercados en Centroamérica y África.


En los últimos cuatro años las exportaciones de autos y pick ups a Brasil pasaron de 85,8% del total en 2013 a 64,8% en el acumulado de 2017. Una baja importante, aunque medido en unidades el desplome fue aún más impresionante. Según datos de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), se pasó de 371.961 unidades exportadas al vecino país en todo 2013 a 135.900 vehículos enviados el año pasado.

Esta es la profundidad que tuvo la brutal caída del mercado automotor por la desaceleración de la economía brasileña en los últimos años. Como forma de compensar, en parte, este cimbronazo las terminales ajustaron sus programas de producción y salieron a buscar nuevos mercados. Una estrategia compleja en una industria en la que las decisiones de inversión, de instalación de plataformas y adjudicación de modelos se toman en las casas matrices, considerando el mediano y largo plazo.

Lo peor de la crisis brasileña ya parece haber quedado atrás. En paralelo, empezaron a madurar algunas iniciativas impulsadas por el Gobierno para abrir mercados alternativos, y también por parte de las terminales que empezaron a mirar a Centroamérica, países del Magreb, Sudáfrica y Oceanía (Australia y Nueva Zelanda).

El nicho que más creció el último año fue Centroamérica y Caribe, que agrupa a 16 países del área y hoy ya representa el 8,5% de las exportaciones totales (17.868 unidades en 2017).

En septiembre pasado el Mercosur firmó un acuerdo de libre comercio con Egipto, que incluye al sector automotriz. Por otra parte fuentes del Ministerio de Producción confirmaron que la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (AAICI) está preparando una misión comercial al norte de África (Argelia, Túnez, Egipto) y Turquía. Aún no hay fecha confirmada pero según versiones podría realizarse entre marzo y abril próximo. Por el momento, está en "una fase preliminar, identificando las contrapartes", indicaron en Producción.

En este contexto, el pasado 20 de diciembre entró en vigencia para nuestro país el acuerdo firmado entre el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y Colombia (ACE-72), que reemplaza, en parte, el ACE-59 vigente entre Mercosur y la CAN. Desde su firma el 21 de julio de 2017 el ACE-72 fue la gran apuesta de las terminales y del gobierno para esta industria.

El acuerdo tiene una duración de cuatro años y prevé un cupo de exportación con arancel cero de 2000 pick ups y 7000 autos el primer año (como se aprobó en diciembre, se considera que 2017 es el primer año de vigencia del acuerdo), que pasan a 6000 y 15.000 en 2018, 8000 y 20.000 en 2019 y 12.000 pick ups y 30.000 autos en 2020. El cupo que no se pudo utilizar el año pasado podrá utilizarse en 2020.

"El acuerdo con Colombia es muy importante, ya que antes del acuerdo el arancel que se pagaba era de 16,1% pero como Colombia tiene acuerdos de libre comercio con México, Corea, China y con la Unión Europea esos países exportaban con arancel cero", aseguró Fernando Rodríguez Canedo, director ejecutivo de Adefa.

Consultado sobre la relevancia del acuerdo consignó que además de abrir ese mercado, "otro tema es poder mostrar a las casas matrices de hay capacidad para exportar y con arancel del 0% se da la posibilidad de que nos asignen ese mercado".

El acuerdo no prevé cuotas por marca, sino que el que el cupo se completa a medida que se va exportando. Se trata de un mercado de 280.000/300.000 unidades anuales, complementario de Argentina y con apenas dos terminales radicadas. "Claramente, en la foto por producción y por tipo de vehículo los que más van a poder aprovechar este mercado son las pick ups", señala Rodríguez Canedo. Marruecos, en tanto, es un mercado de 200.000 unidades al año, Argelia de 120.000 autos y Egipto unos 300.000, con una capacidad de producción de apenas 40.000 vehículos al año.

Para Franco Roland, analista sectorial de Abeceb, "Argentina está en un plan de abrir mercados" pero aclara que hoy "dos tercios de la producción local se exporta a Brasil". Justamente en ese mercado, el 90% de los autos que se pantentan son vehículos de origen local. Las posibilidades futuras, sin embargo, se centran en las pick ups. "El 97% de las exportaciones de vehículos fuera de Brasil son pick ups", aseguró Roland. Aquí se conjugan, por un lado la competitividad de la industria local en este nicho pero también que hay más competencia en el segmento de autos, "por el diferencial importante por costos y productividad" con modelos fabricados en otros países.