Déficit comercial de EE.UU. sube a un máximo de nueve años por importaciones

Déficit comercial de EE.UU. sube a un máximo de nueve años por importaciones

En el 2017, aumentó un 12,1% a u$s 566.000 millones, un 2,9% del PBI. Crecieron las ventas de México y China, y hay más presión para renegociación del Nafta

El déficit comercial de Estados Unidos creció en 2017 más de lo esperado, 12,1% a u$s 566.000 millones, lo que representó un máximo desde 2008, reconoció el Departamento de Comercio.

La fuerte demanda interna impulsó las importaciones a un récord, lo que a su vez presionará al gobierno del presidente Donald Trump, que está renegociando acuerdos comerciales como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan o Nafta, por sus siglas en inglés).

El dato también sugiere que será difícil de alcanzar un crecimiento económico anual del 3%. Las importaciones, que se restan del Producto Bruto Interno (PBI), podrían obtener un impulso adicional del paquete de recorte de impuestos de u$s 1,5 billones que entró en vigencia en enero.

"Cuando una economía está en pleno empleo, una aceleración de la demanda tiende a ir acompañada de un aumento de las importaciones y un mayor déficit comercial", evaluó John Ryding, economista jefe de RDQ Economics en Nueva York.

En diciembre pasado, el déficit comercial subió un 5,3% a u$s 53.100 millones, el nivel más alto desde octubre de 2008.

Economistas habían pronosticado que se ampliaría a u$s 52.000 millones en diciembre. Parte del aumento reflejó un alza de los precios de las materias primas.

El déficit de 2017 equivale a un 2,9% del PBI, que se compara con el 2,7% de 2016.

Además, también crecieron los déficits con China y México, dos de los países más criticados por Trump por lo que califica de una "desastrosa" política comercial en EE.UU..

En el caso de China, el déficit pasó de u$s 347.000 millones en 2016 a u$s 375.000 millones en 2017, lo que supone un récord histórico, con un alza de 8,1%.

El registrado con México ascendió a u$s 71.000 millones, frente a u$s 63.200 millones del año previo.

Trump prometió reducir la brecha comercial con su política comercial "Primero Estados Unidos", que apunta a excluir más importaciones y renegociar los acuerdos de libre comercio.

A poco de asumir, el mandatario amenazó con rescindir el Nafta, a menos de que el pacto de 1994 que une a Canadá, México y Estados Unidos sea más favorable para Washington. Ya van por la sexta ronda de renegociación.

Además, el gobierno de Trump inició una investigación sobre las prácticas de propiedad intelectual de China, lo que podría terminar con nuevas sanciones comerciales a Pekín.