Judicializan nuevo tope a compras en exterior vía courier

Judicializan nuevo tope a compras en exterior vía courier

CENTRO DE DESPACHANTES DE ADUANA PRESENTÓ CAUTELAR CONTRA RESOLUCIÓN DE AFIP La furia contra la entidad que administra impuesto es por el monto que se triplicó de u$s1000 a u$s 3000. El jefe del bloque PJ en el Senado ya había pedido explicaciones.

El Centro Despachantes de Aduana (CDA) presentó una medida cautelar y un recurso de consideración contra la resolución 4259 de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que triplicó de u$s1000 a u$s3000 el tope para compras en el exterior vía courier. La judicialización del asunto empalma con los pedidos de explicaciones que días atrás realizó por este tema el jefe del PJ en el Senado, Miguel Pichetto.

"A juicio de la entidad, la medida no sólo implica un debilitamiento de los imprescindibles controles aduaneros, sino que se inscribe en la tendencia a recortar las tareas profesionales de los despachantes a favor de la concentración del comercio exterior en pocas manos", disparó la comisión directiva del CDA en un comunicado.

Según la presentación, los despachantes "constituyen un 'sector socialmente vulnerable', ya que han visto reducido en 30% su trabajo en los últimos dos años como consecuencia de las licencias de importación y las DJAI, ahora revitalizadas mediante las declaraciones SIMI". Además, el CDA dejó en claro que "es por lo menos dudoso que esta decisión, presuntamente impulsada por el objetivo de agilizar las operaciones de comercio exterior, genere menores costos para las empresas nacionales que demanden piezas, repuestos o productos elaborados en el exterior".

En el comunicado también se advirtió que "los imprescindibles controles aduaneros se verán debilitados, algo que contradice las recomendaciones de la Organización Mundial de Aduanas y que no está en línea con los requisitos de transparencia, imparcialidad y no discriminación establecidos en el Acuerdo de Facilitación del Comercio impulsado por la OMC, al que adhiere la Argentina".

Días atrás, el peronismo senatorial que comanda Pichetto manifestó: "Si bien entendemos conducente la necesidad de Argentina de desarrollar herramientas que permitan la apertura de mercados, somos de la idea de que la inserción comercial de nuestro país en el mundo debe efectuarse de manera inteligente y responsable, protegiendo el empleo y la industria nacional".

Los senadores remarcaron que "el déficit comercial en el primer cuatrimestre de 2018 es de u$s3.420 millones, incrementándose en un 165% respecto del déficit del mismo período del año anterior, que alcanzó los u$s1.290 millones".

En ese sentido, Pichetto y el entrerriano Pedro Guastavino apuntaron al "creciente incremento de las importaciones durante abril de este año de los bienes de consumo, como por ejemplo textiles (68,9%); Calzado (20,3%); y Aparatos y material eléctrico (54,2%)", y agregaron que esta situación "no sólo implica una salida importante de divisas en nuestro país, sino también una pérdida de empleo argentino y de actividad para pymes locales".

Por otra parte, los jinetes justicialistas destacaron el "creciente déficit comercial con los dos principales socios del país, Brasil y China", y detallaron: "Con el primero, el rojo en el primer cuatrimestre de 2018 aumentó en un 15%, alcanzando los u$s2.701 millones versus los u$s2.359 del déficit del mismo período pero de 2017". En tanto, con China, "el déficit de la balanza comercial por el primer cuatrimestre de 2018 se incrementó en un 60%, alcanzando los u$s3.436 millones versus los u$s2.139 millones de déficit del mismo período pero de 2017".

La resolución 4259/2018 de la AFIP dio luz verde a "envíos que ingresen a través del Régimen de Importación por Prestadores de Servicios Postales/Courier, destinados a personas humanas o jurídicas, de hasta 50 kilogramos, valuados en un importe inferior o igual a u$s1000, conformados por hasta tres unidades de la misma especie y que no presuman finalidad comercial". Además, la resolución fija que el valor FOB (Free on Board-Libre a Bordo) de las mercaderías a exportarse no debe exceder los u$s1000 para cada remitente del envío; y que para el caso de las importaciones, no podrá superar los u$s3000.

"Como expresión de política, no deja de ser llamativo que la norma autorice hasta u$s1000 dólares FOB para las exportaciones y u$s3000 cuando se trata de importaciones. En efecto, la resolución de la AFIP vuelve a colocar a los despachantes en un plano de desigualdad frente a los courier, como ya había sucedido con el régimen Exporta Simple, que generó innumerables tratativas y presentaciones hasta ahora infructuosas", dijeron desde la comisión directiva de la CDA.



Nota publicada en Ambito Financiero 


Compartir: