Comercio electrónico transfronterizo - Marco normativo

Comercio electrónico transfronterizo  - Marco normativo

El Centro Despachantes de Aduana les acerca a sus asociados el trabajo realizado por la OMA denominado Comercio electrónico transfronterizo - Marco normativo.

Introducción del Secretario General de la Organización Mundial de Aduanas

 

El incremento del volumen de transacciones de bienes físicos realizadas mediante el comercio electrónico transfronterizo genera enormes oportunidades para la economía internacional: crea nuevos motores de crecimiento, inaugura modalidades nuevas de comercio, impulsa nuevas tendencias de consumo y crea puestos de trabajo. Este crecimiento sin precedentes ha revolucionando el modo como las empresas y los consumidores promocionan, venden y compran productos, dado que se cuenta con un gran abanico de opciones y un amplio repertorio de métodos disponibles de envío, pago y entrega. Además, abre las puertas del comercio internacional a las micro, pequeñas y medianas empresas (MPyMEs), puesto que les brinda un mayor acceso a los mercados extranjeros al reducir las barreras de entrada y los costos asociados.

No obstante, el comercio electrónico transfronterizo, en particular, las transacciones de empresa a consumidor (B2C) y de consumidor a consumidor (C2C) plantean nuevos retos para los gobiernos. Dado el ritmo acelerado de evolución de este entorno comercial, todas las partes involucradas —entre ellas, las autoridades aduaneras— deben ofrecer soluciones integrales e informadas para gestionar el aumento sin precedente de los volúmenes comerciados, resolver la actual inexistencia de normas y directrices internacionales, y afrontar los riesgos que surgen en consecuencia.

En este contexto, la Organización Mundial de Aduanas (OMA) viene trabajando a través de un Grupo de trabajo sobre el comercio electrónico (WGEC, del inglés Working Group on E-Commerce) que convoca a numerosas partes, entre ellas representantes de los gobiernos, el sector privado, organismos internacionales, agentes involucrados en el comercio electrónico y el ámbito académico, a fin de generar soluciones colaborativas para satisfacer las necesidades y expectativas de todos aquellos que forman parte de la cadena de suministro de esta modalidad de comercio.

En este espíritu real de colaboración, el WGEC ha analizado en gran detalle los impulsores principales del comercio electrónico, estudiado los modelos comerciales existentes, determinado las tendencias actuales y futuras, delineado principios clave para propiciar la facilitación y los controles, cotejado las mejores prácticas y generado soluciones ampliables, basadas en investigaciones exhaustivas y asesoramiento profesional. El WGEC también ha redactado un conjunto de normas internacionales, directrices asociadas y recomendaciones que buscan facilitar el comercio electrónico transfronterizo para satisfacer las necesidades de las partes involucradas, los consumidores, las aduanas y otros órganos gubernamentales competentes.

La clave para gestionar eficaz y eficientemente el comercio electrónico transfronterizo es el uso de información precisa y oportuna, en lo posible obtenida sin intermediarios, a fin de evaluar y concretar rápidamente las transacciones legítimas en un entorno automatizado de modo tal que se reduzca al máximo la intervención física. Los volúmenes crecientes y las expectativas de los consumidores, que exigen la rapidez del despacho y de la entrega, implican también que se necesiten nuevos modelos de recaudación fiscal e intervención fronteriza en las aduanas y otros órganos gubernamentales competentes.

La naturaleza internacional del comercio electrónico transfronterizo exige la utilización de un enfoque holístico y armónico. Es imperativo que los gobiernos y las partes involucradas continúen trabajando en colaboración a fin de generar soluciones pragmáticas, imparciales e innovadoras que contribuyan a la economía internacional y garanticen la seguridad de las personas y de las economías. Uno de los pilares sobre los que se erige este enfoque es la redacción de un marco normativo que articule las normas fundamentales junto con los principios clave identificados y adoptados por la OMA en la Resolución de Luxor sobre comercio electrónico transfronterizo.

Este Marco recoge la experiencia colectiva y el conocimiento de los especialistas de diferentes aduanas, otros órganos gubernamentales, el sector industrial, el ámbito académico y la sociedad civil, y se ciñe al objetivo de la Organización Mundial de Aduanas de propiciar la estandarización y armonización de los procesos regulatorios fronterizos.

Es para mí un gran placer presentar ante la comunidad internacional el Marco normativo de la OMA sobre el comercio electrónico transfronterizo. En el futuro, esta normativa deberá ser complementada por especificaciones técnicas, una estrategia de implementación y un sólido mecanismo de desarrollo de capacidades que faciliten la gestión del comercio electrónico transfronterizo.

Quisiera alentar a todos los miembros de la OMA y a las demás partes interesadas a que implementen lo antes posible las normas contenidas en este Marco de modo coordinado y armónico, y a que continúen enriqueciendo el Marco mediante especificaciones técnicas y demás directrices basadas en las lecciones aprendidas a partir de la implementación y los resultados de las pruebas piloto. Así se generará el impulso necesario para seguir mejorando la administración fronteriza y profundizando la facilitación del comercio.

 

 

Kunio Mikuriya

Secretario General

Organización Mundial de Aduanas

 


Para descargar el documento completo, abrir el ADJUNTO


Compartir:   

Archivos relacionados