Comité Nacional de Facilitación del Comercio para la aplicación del Acuerdo de la OMC

 Comité Nacional de Facilitación del Comercio para la aplicación del Acuerdo de la OMC

El Centro Despachantes de Aduana (CDA), a cargo de la Vice Presidencia Área Cono Sur de ASAPRA, emitió un documento sobre la conformación de los Comités Nacionales de Facilitación del Comercio (AFC) para la aplicación del Acuerdo de la Organización Mundial de Comercio (OMC), conforme a lo indicado en el Articulo 23.2 del AFC. Asimismo, mencionamos que dicho trabajo fue presentado en la Reunión de Directorio de ASAPRA, en Guayaquil, para el análisis de todas las Cámaras y Asociaciones que la integran.

El artículo 23.2 del AFC requiere a cada miembro de la OMC la creación y/o el mantenimiento de un Comité Nacional de Facilitación del Comercio (CNFC) o la designación de un mecanismo existente para facilitar tanto la coordinación interna como la aplicación de las disposiciones del AFC.

La Comisión Política de la OMA adoptó la decisión de recopilar información adicional sobre la situación de los CNFC y el papel de las Aduanas al respecto. La Secretaría de la OMA realizó una encuesta para recopilar información sobre la situación nacional y la experiencia de los Miembros en relación con la creación de CNFC.

El establecimiento y mantenimiento de los CNFC se suman a las numerosas herramientas de la OMA diseñadas para apoyar la aplicación del AFC y la cooperación asociada de todas las partes interesadas, abarcando, a modo de ejemplo, y su nueva introducción sobre enfoques organizativos; capítulos sobre la participación de las partes interesadas en el Compendio de desarrollo del fortalecimiento de capacidades de la OMA, los Compendios sobre GCF y Ventanilla única, el Modelo de datos de la OMA (que proporciona datos estandarizados a las Aduanas, los organismos que intervienen en la frontera y el sector privado) y el enfoque del Estudio de tiempo de levante (que permite identificar los obstáculos en la cooperación entre las Aduanas, otros organismos aduaneros y el sector privado en materia de procedimientos aduaneros).

El Programa Mercator de la OMA, (“Iniciativa estratégica para apoyar la facilitación del comercio”), está específicamente diseñado para ayudar a los Miembros a aplicar las medidas de facilitación del comercio de manera expeditiva y armonizada. Entre muchas otras áreas, esta asistencia personalizada también apoya el establecimiento y le mantenimiento de los CNFC si los Miembros identificaran esta área  como una necesidad para el fortalecimiento de capacidades en su país o región.

La aplicación efectiva del AFC requiere la existencia de un CNFC que funcione adecuadamente, involucre a todos los organismos públicos relevantes, incluida la participación plena y activa de las administraciones aduaneras, considerando el papel clave desempeñado por las Aduanas para agilizar y asegurar el comercio mundial.

Las Aduanas son responsables de garantizar la conformidad con los acuerdos comerciales internacionales, así como con las legislaciones y normas nacionales directamente vinculadas con las normas comerciales multilaterales, actuando como un catalizador que permita mejorar la competitividad de un país y de su comunidad comercial.

Las disposiciones técnicas del AFC, en particular la Sección I (artículos 1-12), están principalmente vinculadas con las Aduanas, que deben proceder a la aplicación plena o parcial del 98% de las disposiciones, situándolas en el centro de los esfuerzos nacionales de aplicación.

El AFC establece principios de alto nivel que apuntalan las medidas de facilitación del comercio, como la previsibilidad, la transparencia, las asociaciones y la utilización de técnicas y tecnologías modernas, mientras que los instrumentos, las herramientas y las orientaciones de la OMA complementan el AFC en la medida en que proporcionan una orientación más detallada sobre la forma de aplicar los principios a nivel práctico.

Las participación de las Aduanas en el proceso de negociación de la OMC garantiza que el AFC es coherente y este basado en gran medida en los instrumentos, las herramientas y orientaciones sobre facilitación del comercio y conformidad que han sido elaborados y aplicados a lo largo de los años.

Entre estos se incluye el internacionalmente reconocido Convenio de Kyoto Revisado (CKR) para la simplificación y armonización de procedimientos aduaneros, así como más de 40 instrumentos y herramientas adicionales diseñadas por la OMA para apoyar la aplicación del AFC.

El ETNL ayudará considerablemente a los CNFC a entender la situación de las fronteras nacionales y permitirá medir y seguir el estado de la aplicación del AFC, en la medida en que cubre la evolución del comercio internacional y la cooperación entre organismos con un enfoque basado en los resultados, convirtiéndolo en una herramienta de medición esencial para todos los organismos que intervienen en la frontera y para el sector privado.

Entre las herramientas de la OMA diseñadas para apoyar el trabajo de los CNFC están el Compendio sobre Gestión Coordinada de las Fronteras, el Modelo de Datos de la OMA, el Compendio sobre Ventanilla única, o el Marco de normas SAFE para asegurar y facilitar el comercio mundial, entre otras.

El CNFC es responsable de la coordinación interna y del seguimiento de la aplicación del AFC. Por lo tanto, es primordial que todas las partes interesadas que se vean afectadas por la aplicación del AFC formen parte del Comité. El CNFC podría desempeñar un papel central en la elaboración de prioridades y de una Hoja de Ruta o plan estratégico (potencialmente seguidos también por planes de acción) con plazos claros para la aplicación de las disposiciones del AFC en colaboración estrecha con todos los organismos públicos relevantes y otras partes interesadas, incorporando perspectivas, desafíos y soluciones de facilitación del comercio más amplios y creando sinergias con estos.

Mientras que algunos CNFC ya fueron establecidos durante las negociaciones sobre el AFC con el objetivo de identificar las posiciones de negociación y de coordinar las necesidades de evaluación de la OMC, otros fueron establecidos o se establecerán nuevamente para coordinar la aplicación del AFC. Entre otros países, incluso antes del lanzamiento de las negociaciones sobre el AFC, ya existían comités relacionados con la facilitación del comercio cuya misión consistía en armonizar los procedimientos aduaneros fronterizos.

Es evidente que conviene examinar la posibilidad de utilizar un mecanismo existente como el CNFC descrito en el artículo 23.2 del AFC antes de establecer un nuevo Comité que podría duplicar funciones y esfuerzos.

Las condiciones previas clave para el funcionamiento satisfactorio y eficiente de los CNFC y la cooperación conexa entre todas las partes interesadas incluyen:

  • -          Voluntad política;
  • -          Compromiso de los altos directivos;
  • -          Confianza mutua;
  • -          Comunicación transparente y abierta;
  • -          Colaboración con diversos tipos de empresas, PYMES incluidas;
  • -          Metas y objetivos claramente definidos y apoyados por compromisos de tiempo y recursos.

También se puede recurrir al triple enfoque de la OMA en materia de reforma y modernización a la hora de establecer y mantener un CNFC. Según este enfoque, el éxito depende de la voluntad política, de las personas y de las asociaciones.

Es esencial colaborar de cerca con las partes interesadas del sector público y privado para lograr reformas y modernizaciones de forma sostenible. Por lo tanto, también es crucial para una buena cooperación en el CNFC y en última instancia para la buena aplicación del AFC en general. Lo mismo vale para la cooperación con los asociados para el desarrollo, siempre y cuando los países no pueden encontrar recursos financieros en su propio presupuesto nacional. Como se ha mencionado en la parte relativa a “personas”, el componente “asociaciones” también se beneficiará de los requisitos previos arriba enumerados, como el compromiso de los directivos de alto nivel, el fomento de la confianza mutua, una comunicación transparente y abierta, así como la colaboración con diversos tipos de empresa, incluidas las PYMES.

La introducción de las Directrices de aplicación del AFC de la OMA ya contiene información detallada sobre el establecimiento de una Hoja de Ruta o de un Plan Estratégico relacionado con la aplicación del AFC y el enfoque conexo en tres etapas para la aplicación del AFC: I- fase de diagnóstico; II- planificación estratégica y aplicación; III- seguimiento y evaluación.

De acuerdo con las (auto)evaluaciones/los análisis de diferencias y las validaciones realizados durante la fase de diagnóstico, los Miembros elaborarán un plan de aplicación, a menudo llamado “Hoja de Ruta” para cumplir el AFC, siguiendo también las prioridades definidas en la clasificación de las disposiciones por los países en las categorías A, B y C. Tal Hoja de Ruta también debería contener indicaciones concretas sobre responsabilidades y plazos.

Esta hoja de ruta de aplicación suele ser elaborada y supervisada por el CNFC. Ello ciertamente exige una ruptura respecto a la autoridad pública y el establecimiento y/o ajuste de Planes Estratégicos también a este nivel de todas las autoridades individuales involucradas en la aplicación del AFC.

Considerando que el establecimiento de una hoja de ruta nacional de aplicación requerirá una amplia cooperación de numerosas partes interesadas y miembros de los CNFC, es recomendable basarse en un plan de acción detallado acerca de quien contribuye a la elaboración de la hoja de ruta, cómo y dónde, para empezar a trabajar al respecto.

En resumen, de acuerdo con las buenas prácticas y experiencias compartidas por los Miembros de la OMA, podrían identificarse cinco etapas fundamentales en la creación y el mantenimiento de los CNFC para agilizar la coordinación y el seguimiento a escala nacional en la aplicación del AFC.

Cinco etapas fundamentales en la creación y el mantenimiento de un CNFC:

Etapa 1: Uso de un mecanismo existente o establecimiento de un nuevo Comité.

Etapa 2: Uso del mecanismo existente o establecimiento de un punto/grupo focal o mesa de trabajo para iniciar el trabajo de creación.

Etapa 3: Identificación de las partes interesadas pertinentes, incluyendo la posible identificación de una o más “figura (s) distinguida (s)” como futuros Miembros del CNFC y establecimiento del mandato del CNFC.

Etapa 4: Mantener/ Asegurar el apoyo político constante; elaboración de una hoja de ruta nacional para la aplicación del AFC.

Etapa 5: Seguimiento/evaluación de los progresos.

En materia de Comercio Exterior, la construcción de un sistema de alta calidad del servicio publico para facilitar el intercambio de mercancías en el mercado requiere de la colaboración PUBLICO-PRIVADA   para que los esfuerzos de interoperatividad de los servicios sean exitosos. Para ello la participación del DESPACHANTE DE ADUANA/AGENTE ADUANAS  es de una importancia mayúscula en virtud de que por su formación y capacitación permanente se encuentra en el centro del Comercio Exterior.

Por ultimo se adjunta un informe desarrollado con la información proporcionada por las distintas Cámaras/Asociaciones integrante de ASAPRA sobre la constitución de los Comités Nacionales de Seguimiento del Acuerdo de Facilitación del Comercio.

 

OSCAR HORACIO DHERS                                                                          ENRIQUE LOIZZO

Secretario Local ASAPRA                                                           Presidente Centro Despachantes de Aduana

                                                                                                       Vicepresidencia Área Cono Sur ASAPRA


Compartir: